«LA RANA SORDA»

¡Hola a todxs!

Deseo de todo corazón que os esté acompañando la salud y el ánimo.

Comparto este hermoso relato que pienso puede ayudarte en este momento complicado, donde a ratos, podemos caer en el desánimo. La rana sorda, nos habla sobre:

  • La importancia de tomar conciencia de la cooperación entre iguales.
  • La responsabilidad personal que tenemos cada uno de nosotros ante la vida.
  • Entrenar la mirada, reflexionar sobre dónde estoy poniendo mi atención en todo lo que podemos hacer o en lo que aquí y ahora nos falta.

Había una vez un grupo de ranas que paseaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un agujero muy profundo.

Todas las demás ranas se reunieron alrededor del agujero.

Cuando vieron la profundidad que tenía, las ranas de arriba dijeron a las dos ranas del fondo que, no conseguirían salir de aquel agujero tan profundo.

Las dos ranas no hicieron caso de los comentarios de sus amigas y siguieron intentando salir con todas sus fuerzas.

Las otras, mientras tanto, seguían insistiendo, diciéndoles que sus esfuerzos serían inútiles.

Finalmente, una de las ranas del agujero prestó atención a lo que las demás decían y se rindió, se soltó y se murió.

La otra rana continuó saltando tan fuerte, tan fuerte, como le era posible.

La multitud de ranas seguía gritando y le hacían señas para que dejara de sufrir y que, simplemente, se dispusiera a morir, ya que no tenía sentido seguir luchando. «¡No lo conseguirás, es imposible!»

Pero la rana saltó cada vez con más y más fuerzas, hasta que finalmente logró salir del agujero.

Cuando salió, las otras ranas le dijeron: «Nos alegra muchísimo que hayas conseguido salir, a pesar de lo que te decíamos».

La rana les explicó que era sorda y que se pensaba que las demás la estaban animando a esforzarse más y más a salir del fondo del agujero.

¡¡Ánimo y adelante, esto también pasará!!

Laia Piqué

Directora de CreaEspai

Terapia familiar, individual y pareja.